Seleccionar página

Algo que es distintivo de las estaciones de tren en España es que son edificios destacados e, incluso, considerados lugares de interés histórico y turístico. Con su apertura, en 1991, se procedió al cierre de las históricas estaciones de Plaza de Armas y San Bernardo, edificios que hoy gozan de otros usos en la ciudad.

Entre otras cosas, la estación de Santa Justa es conocida por albergar la primera línea de alta velocidad de España en 1992 con el AVE Sevilla-Madrid. Además, su diseño arquitectónico ha sido objeto de admiración por muchos de sus visitantes.

Características de la Estación de trenes de Santa Justa

El mayor atractivo de la estación es la inmensidad que encuentra el visitante al entrar en ella, cuenta con varios niveles y variados tipos de servicios. Su diseño fue proyectado por los arquitectos Antonio Ortiz y Antonio Cruz, luego intervinieron muchos colaboradores. En su interior podemos encontrar muchas cafeterías, tiendas de regalos, oficinas de cambio, agencias de viajes y pantallas informativas. En el diseño fueron incluidas el área de aparcamiento y la parada de taxis así como varias oficinas que han sido destinadas para el alquiler de coches.

Además, en el hall encontramos las puertas que dan acceso a las escaleras mecánicas que a su vez bajan a los andenes, que es el lugar donde parten los trenes. Son en total doce mil metros cuadrados de superficie que posee viarios de accesos a la ciudad desde el norte.

Diseño de la Estación de trenes de Santa Justa

Se destaca por la gran funcionalidad y las dimensiones que permite que las operaciones del tránsito se puedan realizar sin ningún problema. Debido a su diseño, se ha incluido a la estación de trenes de Santa Justa a las más grandes exposiciones de carácter internacional.

En el interior de la estación se encuentran tres espacios bien definidos que les dan una cómoda bienvenida a los pasajeros, además de contar con un vestíbulo con unos techos muy altos que envuelven luminosidad de unos tres mil metros cuadrados. En la zona de enlace del vestíbulo principal los andenes se comunican por bellos ascensores y rampas mecánicas. Un aspecto que hace que el diseño sea muy original son las recubiertas de bóvedas semicirculares metálicas.

Los arquitectos Cruz y Ortiz querían que su diseño fuera más allá de lo común, debido al abandono turístico del entorno de la estación. De allí nace la idea de incluir el comercial, hoteles y hasta una estación de autobuses. Hasta la fecha se le han reinvertido más de catorce millones en mejoras, como el sustituir el pavimento podotáctil de los andenes, también el cambiar las cabinas de control de acceso a los trenes y por último rehabilitar los laterales de ingreso al edificio.

La estación de tren de Santa Justa no es un edificio más, se trata de una obra cultural de gran importancia para la región, por convertirse en un gran punto de interés turístico debido su belleza y singularidad.

Para encontrar esta excelente joya arquitectónica solo debes dirigirte a la calle José Laguillo con la Avenida Kansas City. Está conectada a distintos destinos nacionales así como provinciales, como lo son: Barcelona, Cádiz, Granada y Madrid, por el lado convencional se logra a través del Tren de Alta velocidad o mejor más como AVE.

Pin It on Pinterest